ndice glucémico de los alimentos

Índice glucémico de los alimentos, ¿debemos tenerlo en cuenta? (I)

21/03/2013
Número de visualizaciones

El índice glucémico (IG) lo podemos definir como la capacidad que tiene un determinado alimento de elevar los niveles de glucosa en sangre en comparación a un alimento de referencia, la glucosa pura, a la que se otorga un valor de 100. Por tanto, este concepto está directamente relacionado con los hidratos de carbono contenidos en los alimentos y, en consecuencia, todo alimento que contenga carbohidratos se le puede asignar un valor de IG que estará comprendido entre 0 y 100 -exceptuando el sirope de maíz (115)-.

A priori podríamos pensar que los alimentos que contienen mayor cantidad de carbohidratos simples (azúcares) elevarán más rápidamente la glucemia, al contrario que ocurriría con los carbohidratos complejos. Pero sabemos que no es así, ya que por ejemplo, las patatas cocidas (HC complejos) y los refrescos (HC simples) poseen el mismo valor de IG. Esto es debido a que el IG depende de otros muchos factores, como puede ser la forma exterior del alimento, el modo de procesarlo y de cocinarlo, o la cantidad de fibra que contiene.

Índice glucémico de los diferentes alimentos

Para hacernos una idea, el IG de los principales grupos de alimentos es:

IG bajo (0-40): Frutas y verduras crudas, legumbres, frutos secos, lácteos.
IG medio (40-60): Pan, pasta y cereales integrales.
IG alto (60-100): Pan blanco, patatas (fritas, al horno, cocidas), arroz blanco, pastas y harinas refinadas, refrescos, bebidas deportivas, azúcar de mesa, mermelada, miel.

Hasta ahora hemos hablado del IG de alimentos aislados, pero en la mayoría de ocasiones los consumimos combinándolos con otros alimentos, formando platos y menús. Por tanto, se hace complicado predecir el IG real de cada menú, y si a ello le sumamos que cada persona tiene su manera particular de preparar dichos platos con una cantidad y tipo de alimentos específicos, y unos tiempos de cocción concretos, se complica mucho más la predicción del IG.

Por este motivo, debemos ser un tanto escépticos en cuanto al uso del IG como piedra angular en la planificación de nuestra dieta. Lo que no quiere decir que no debamos tenerlo en cuenta, puesto que sí que podemos predecir a groso modo el IG aproximado de un plato. Pero para ello es necesario tener en cuenta otros factores, como son el modo y tiempo de cocción, y la cantidad de grasas y proteínas que contiene el plato.

Para hacernos una idea más visual, la pasta cocinada al dente posee un IG significativamente menor que la pasta cocida en exceso. Y si además al plato de pasta cocinado al dente le añadimos una buena cantidad de carne (proteína y grasa) y aceite (grasa) el IG será menor aun, ya que la digestión se hace mucho más lenta y pesada. Sin embargo obtendríamos un plato demasiado calórico y poco proporcionado en nutrientes, por lo que no sería una solución real para reducir el IG de este plato.

¿Cómo reducir el Índice glucémico de un plato?

Otras opciones más saludables para reducir el IG de un plato de pasta podrían ser incluir vegetales de bajo IG, utilizar pasta integral, o combinar ésta con legumbres. De esta manera aumentaremos la calidad nutricional del plato, sin aumentar en demasía las calorías del mismo.

Índice glucémico de los alimentos: porqué hay que controlarlo

A modo de conclusión, el Índice Glucémico es una herramienta a tener en cuenta a la hora de elaborar nuestros platos para evitar aumentos desproporcionados de glucosa en sangre. Picos elevados de glucemia vienen acompañados de picos elevados de insulina para restablecer los niveles sanguíneos normales de glucosa, provocando un desajuste de los niveles hormonales. La insulina es una hormona anabólica que induce la transformación del exceso de carbohidratos en grasa, la cual irá a parar a los depósitos de tejido adiposo. Así pues, la ingesta de buenas cantidades de alimentos con IG alto se traduce en que parte de sus carbohidratos serán transformados en grasa. Pero no hay que obsesionarse con consumir solamente alimentos con IG bajo, sino combinarlos para que el IG del plato tenga un valor intermedio.

Así, una dieta con un IG medio-bajo contribuye a perder o mantener el peso constante y niveles hormonales normales. En contraposición, una dieta con un elevado IG aumenta el riesgo de padecer Diabetes tipo 2, enfermedades cardiovasculares, e incluso algunos tipos de cáncer.

 

0
Categorizado en: Salud

6 Comentarios

  1. Elisa Martinez dice:

    Me ha parecido muy interesante este post y me gustaría que cuando sea posible profundizases más en la relación directa o no del índice glucémico y las dietas de adelgazamiento. Durante un tiempo parecía sagrada la relación entre un consumo de alimentos de elevado índice glucémico  y demás factores expuestos en el artículo, procesado de los alimentos, tiempo de cocción, y la posibilidad de engordar, me gustaría conocer tu opinión al respecto. Muchas gracias.

    0
    • Juan Carlos Benavente Juan Carlos Benavente dice:

      Hola Elisa

      Comento en mi respuesta al comentario anterior realizado por Lorena, tengo intención de profundizar sobre el concepto de Índice Glucémico. Trataré su relación con ciertas estrategias alimentarias, como son las dietas de adelgazamiento, las de deportistas o la diabetes.

      Además, sacaremos a la luz un nuevo concepto: Carga glucémica.

      Un saludo

      0
  2. Lorena dice:

    El artículo me ha parecido muy interesante, pienso que para poder llevar una alimentación sana y equilibrada, es necesario tener una visión global de la información que hay a este respecto. Prescindir de un dato tan  Importante como el índice glucémico nos proporcionaría una percepción imcompleta. Por este motivo a la hora de elaborar un menú la utilización de alimentos poco procesados, con alto valor nutritivo, y poco calóricos  y todo ello unido a la estimación de índices glucémicos medios y bajos, claramente sería lo más idóneo y ventajoso para nuestra salud y en el caso de ejercitar alguna disciplina deportiva o padecer obesidad o diabetes con mayor motivo a tener en cuenta.

    0
    • Juan Carlos Benavente Juan Carlos Benavente dice:

      Hola Lorena, agradezco tu comentario.

      Que el índice glucémico es una herramienta a tener en cuenta, por supuesto. Pero no hay que idealizarlo ya que tiene sus limitaciones como hemos visto.

      De hecho, mi próximo post será una continuación de este, donde introduciré un nuevo concepto: CARGA GLUCÉMICA
      ¿Sabes de qué se trata?

      Un saludo

      0
  3. Elena Pavía dice:

    Es interesante todo este tema, a modo de incluir en la clasificación de macronutrientes como son los Carbohidratos, los de IG alto, medio y bajo, e ir descartando la típica de HC simples y complejos, ya que al tener más importancia el pico de insulina que genera un alimento al digerirse (dependiendo de su procesamiento) deberemos tenerlo en cuenta para la elaboración de una dieta, y es mucho mas efectivo que la anterior clasificación, por lo que creo que debemos actualizarlo y aplicarlo a la vida diaria, y así también a diferentes ámbitos, como los que exigen diferentes exigencias físicas como son los diferentes tipos de deportes, que cobra más importancia aún para el rendimiento.Buen artículo. Saludos.

    0
    • Juan Carlos Benavente Juan Carlos Benavente dice:

      Muchas gracias Elena por comentar este post. Me alegra que te haya resultado interesante.

      Estoy de acuerdo contigo en que debería de tenerse más en cuenta el índice glucémico de los alimentos a la hora de planificar los menús, pero remarco también la necesidad de ser cautos ante los resultados que obtenemos, puesto que no se trata de contrarrestar matemáticamente un índice glucémico alto con uno bajo, sino que depende de otros muchos factores que pueden modificar este valor.

      El índice glucémico cobra una importancia especial en 3 casos:
      – En diabéticos
      – En deportistas
      – En dietas de adelgazamiento

      En próximas entradas relacionadas con el tema, profundizaré sobre estos aspectos, pero muy buena aportación al mencionar la importancia de éste en dietas para el rendimiento deportivo. Si crees que puedes seguir profundizando sobre el tema, te agradecería que lo hicieses para que continuemos mejorando entre todos la calidad de este post.

      Un saludo

      0
Ver más comentarios
  1. 03/04/2013

    […] profundizando en la utilidad del Índice Glucémico de los alimentos para planificar nuestra dieta, en este caso, centrándonos en un concepto un tanto más novedoso y […]

    0
  2. 25/06/2013

    […] encargadas de hidrolizarlo, por lo que es transformado en glucosa muy rápidamente, teniendo un índice glucémico muy alto. Por tanto, la harina blanca se comporta en nuestro organismo prácticamente como el […]

    0

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Descubre MasterClass de INESEM. Una plataforma en la que profesionales enseñan en abierto

Profesionales enseñando en abierto