Dieta halterofilia

Dieta en Halterofilia. Cómo seguir una alimentación adecuada

Número de visualizaciones
10/09/2019

La halterofilia, quizás uno de los deportes más antiguos y que ya aparecía en tiempos romanos, surgió como la conocemos hoy en día en la década de los 50. Fue uno de los 9 deportes Olímpicos con los que se disputaron los primeros Juegos Olímpicos de la era moderna (Atenas 1896). Este deporte de fuerza que con el que los espectadores sufren por la seguridad del atleta, requiere de un entrenamiento correctamente planificado, pero ¿qué pasa con la dieta de estos atletas?

La alimentación que llevan a cabo los atletas de halterofilia son un reflejo de la dieta llevada a cabo por levantadores de peso, y es muy importante para lograr un mejor rendimiento. Ha de ser una dieta optimizada (más de 3000 kcal) para que logre levantar cada vez mayores cantidades de peso con un movimiento explosivo que va desde el suelo hasta encima de la cabeza.

Necesidades proteicas en la dieta halterofilia

Como base de la nutrición deportiva, la proteína es la encargada de construir el músculo, y esta ha de ser de alta calidad. Es importante que el consumo de esta a ser posible sea haga en cada comida y debe constituir el 20-30% de la dieta halterofilia y repartir las ingestas en 5 a 6 comidas al día.

Una fuente de alta calidad proteica la encontramos en el pollo, pavo, pescado, leche, huevo, queso bajo en grasa y carne roja magra (cuidado en el consumo excesivo de esta) Es importante que las necesidades proteicas al igual que de carbohidratos se deben cumplir durante los momentos de actividad física extrema con el fin de mantener el peso y consumir suficientes proteínas para construir y reparar el tejido muscular. Sin embargo, no es nada recomendable pasarnos en el consumo de proteínas, ya que un exceso en la ingesta de estas podría causar un aumento en la concentración de cuerpos cetónicos y urea según un estudio.

Importancias de los carbohidratos

Como no podría ser de otra manera, los carbohidratos (principalmente complejos) son la materia prima para construir al levantador de pesas. Son los encargados de reponer las reservas de glucógeno. Gracias a la correcta ingesta de hidratos de carbono complejos, el atleta de halterofilia retrasará el inicio de la fatiga muscular y evitará que el organismo tire de otras fuentes de energía como las proteínas. Las necesidades de este macronutriente en este deporte suelen oscilar entre el 55-65% de la dieta diaria. Es importante la procedencia de estos y que la calidad sea alta (pan de trigo integral, avena, patatas, arroz, champiñones, verduras de hoja verde,…

Los lípidos en la dieta halterofilia

Los grasas en este tipo de atletas no difiere de las dieta de cualquier otro deportista ni de cualquier otra persona, su consumo diario debe estar comprendido entre un 20-35% y estas deben de ser de gran calidad. Son esenciales para el correcto funcionamiento del cuerpo humano. Las fuentes de lípidos de alta calidad las podemos encontrar en el aceite de oliva virgen extra, el aguacate y nueces.

Al igual que en cualquier otro deporte, la dieta es un pilar fundamental. Un atleta de halterofilia deberá que tener un hábito alimenticio adecuado al igual que el entrenamiento, y así poder llegar en las condiciones optimas a la competición.

Como dijo Ovidio “Nada es mas fuerte que el hábito”

3+
Categorizado en: Ciencias del deporte

1 Comentario

  1. pedro dice:

    Espero información de dietas halterofilia

    1+

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Descubre MasterClass de INESEM. Una plataforma en la que profesionales enseñan en abierto

Profesionales enseñando en abierto