descubre las fobias raras y reales

Fobias raras y reales

Número de visualizaciones

POR

Diego Salas Castro
Licenciado en Psicopedagogía y Diplomado en Magisterio por la Universidad de Granada. Experto en reeducación psicopedagógica, TDAH y trastornos de conducta en la infancia y la adolescencia. Experto en actividad física y el deporte en alumnado con necesidades educativas especiales. Especialista en métodos de investigación aplicados y análisis de datos. Máster en Diseños de Investigación y Aplicaciones en Psicología y Salud. Profesor de INESEM Business School.

Fobias raras y reales: seguro no conocía todas las fobias que irás leyendo en este post.

Muchos de nosotros hemos sentido miedo en algún momento de nuestras vidas por algo que cuando lo hablamos o hacemos referencia entre nuestros familiares y amigos, estos no pueden evitar sorprenderse por una reacción para ellos extraña. Dicen que el miedo es capaz de ser controlado, e incluso el pánico en determinados momentos, tiene una explicación lógica desde un punto de vista biológico, tratándose de reacciones que instintivamente activan mecanismos de defensa que nos intentan poner a salvo ante un peligro real, pero en el caso de las fobias, en ocasiones, esos miedos y terrores se convierten en auténticas pesadillas que sufrimos despiertos y que somos incapaces de controlar, condicionando nuestras acciones hasta límites insoportables.

Qué es exactamente una fobia

Una fobia se define en los manuales psicológicos más conocidos como: una aversión obsesiva hacia algo o alguien, o un terror irracional y compulsivo, así, de acuerdo con el DSM-IV (American Psychiatric Association, 1994/1995) en las fobias específicas se da un miedo intenso y persistente que es excesivo o irracional y es desencadenado por la presencia o anticipación de objetos o situaciones específicos: animales, lugares cerrados, alturas, oscuridad, tormentas, vuelos, ver sangre, recibir inyecciones, intervenciones médicas, tragar alimentos sólidos, conducir un coche,  aguas profundas, etc.

Entre las fobias más comunes se encuentra la aracnofobia o miedo a las arañas, algo que según las estadísticas, sufren el 50% de las mujeres y entorno al 20% de los hombres, la sociofobia o miedo a ser juzgado negativamente por los demás, la claustrofobia o miedo a los espacios cerrados o la necrofobia o miedo a la muerte, están son las fobias más comunes entre la población en general. Estas fobias serían claramente justificables, o al menos comprensibles, por buena parte de nosotros, no sólo por el conocimiento de estas, sino por que es probable que en ocasiones hayamos compartido experiencias similares.

Pero nuestra reacción es contraria cuando encontramos individuos con fobias menos comunes e incomprensibles para la mayoría de nosotros, que pueden tener una explicación en el subconsciente de aquellos que la padecen y que en ocasiones son exteriorizaciones de acontecimientos pasados que han querido ser borrados y que se manifiestan a través de estas.

Fobias raras y reales

Androfobia o  miedo irracional a las flores

No confundir con antropofobia, que es el miedo a las personas.

Somnifobia o temor a dormir

Puede producirse cuando el sujeto cree que puede no despertar nunca, o tener sueños que no desea (onirofobia). Es un fobia que puede conducir a problemas serios por los trastornos que provoca y, en casos severos, a problemas mentales.

La noctifobia

Es el miedo a la noche y la clinofobia el temor a ir a la cama

Sofofobia

Es el  temor a saber y adquirir nuevos conocimientos

Eisoptrofobia

Miedo a los espejos

Nostofobia

Miedo a volver a casa

Octofobia

Miedo al número 8

Anatidaefobia

Es el miedo irracional a que en algún determinado momento y desde algún lugar, un pato te esté observando.

Datos sobre fobias

Puede que a la mayoría de nosotros, algunas de estas fobias nos parezcan exageradas, pero estudios recientes han demostrado que entorno a un 10 y un 19% de la población sufre algún tipo de fobia, pero sin duda, esta, que he decidido dejar para el final, sea la considerada por la mayoría como la más rara de todas, esta es la crometofobia o crematofobia esto es el miedo al dinero y valores de capital. Los expertos señalan que esta fobia no es algo pasajero, sino persistente (e injustificada) en quienes la padecen. Por otro lado está la aurofobia, que es el miedo al oro.

En mi opinión esta fobia considerada tan extraña, debería ser una fobia más extendida entre todos nosotros, sin la necesidad de dinero, es probable que aspectos tan cotidianos como la ambición, la codicia o la corrupción a escala mundial que sufrimos cada día, provocase menos injusticias y desigualdades.

0

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Descubre MasterClass de INESEM. Una plataforma en la que profesionales enseñan en abierto

Profesionales enseñando en abierto