Dermatitis atópica: síntomas, causas y tratamiento.

La importancia de hidratar la piel con dermatitis atópica

25/10/2018

EDUCACIÓN:
  • Máster en Investigación Traslacional y Medicina Personalizada por la Universidad de Granada.
  • Máster en Investigación y Avances en Medicina Preventiva y Salud Pública por la Universidad de Granada.
  • Graduada en Enfermería en la Universidad de Granada.
EXPERIENCIA:
  • Profesora en Departamento Sociosanitario y Dpto Sociocomunitario en INESEM Business School.
  • Enfermera clínica asistencial en la tercera edad.
ESCRIBE SOBRE:Sanidad · Salud
Graduada en enfermería con especialización en Medicina Preventiva, Ingestigación Traslacional y Medicina Personalizada. Con experiencia como Enfermera Clínica.

0

Ver más artículos relacionados de Farmacia, Salud , enfermedad, Medicamentos, Medicina, Salud, Síntomas, tratamiento .

SUSCRÍBETE A ESTE CANAL

2 Comentarios

  1. Georgina dice:

    ¡Buenos días, Mónica!

    Gracias por tu artículo.

    Me gustaría preguntarte con qué tratamientos de otros productos de medicina natural y/o complementos se podrían tratar la mayoría de estos síntomas.

    Gracias por tu atención,

    0

    • Mónica Benavente Mónica Benavente dice:

      Buenos días Georgina, nos complace que el artículo le haya resultado interesante.

      Respecto a lo que nos comenta indicarle que la dermatitis atópica es una patología que requiere un enfoque multidisciplinar e individualizado. Para su tratamiento es fundamental evitar los agentes irritantes que impidan la correcta transpiración de la piel (lana, plástico, fibras sintéticas) y gestionar adecuadamente los factores estresantes emocionales.

      Como la deshidratación es una de las características principales de la dermatitis atópica, los tratamientos irán encaminados a compensar la disfunción de la barrera transepidérmica. Las cremas hidratantes pueden ser el principal tratamiento primario para la enfermedad leve y deben mantenerse en la enfermedad moderada y grave.

      Además de las cremas pueden utilizarse determinados aceites para hidratar la piel como el aceite de almendras, coco y jojoba entre otros. El aloe vera también es una buena opción por sus propiedades antisépticas, antiinflamatorias e hidratantes.

      La higiene es otro pilar fundamental del tratamiento y para ello se recomienda el uso de jabones suaves de ph neutro a base de glicerina sin tintes ni perfumes. Los baños no deben ser demasiado largos y es preferible utilizar agua templada a la caliente.

      La calefacción y el aire acondicionado resecan el ambiente y pueden propiciar la aparición de un nuevo brote, por lo que utilizar un humidificador en casa puede ayudar al disminuir la sequedad ambiental.

      Muchas gracias por visitar nuestra revista online.

      Un cordial saludo.

      1+

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *