ciguatera

Ciguatera: la nueva intoxicación alimentaria

Número de visualizaciones
05/09/2017

Ha saltado a la palestra una nueva intoxicación alimentaria conocida como ciguatera y mal denominada por la prensa como “el nuevo anisakis”. Para comprobar de qué estamos hablando, qué tiene en común con el parásito anisakis y qué tienen de particular, vayamos por partes aclarando conceptos.

¿Qué es o en qué consiste la ciguatera?

Empezando por el principio, podemos decir que la ciguatera no es un parásito, ni una bacteria, ni un virus. Se le llama así a la enfermedad que provoca la ingesta de una toxina, neurotoxina para ser más exactos, que se puede encontrar en pescado contaminado.

Esta toxina, mucho más usual en zonas tropicales y subtropicales pertenece a un grupo de toxinas denominadas ciguatoxinas y es un compuesto químico que podremos encontrar en las algas marinas del género Gambierdiscus y en arrecifes de coral. Estos químicos, acaban en el pez que ingiere el alga, el pez más grande, se comerá al pequeño que ingirió esta toxina y así se va acumulando hasta llegar a concentraciones más altas en animales de mayor tamaño.

¿En qué consiste exactamente la enfermedad?

Normalmente la ciguatera no se trata de una intoxicación letal, aunque sí se va a presentar un cuadro clínico con problemas gastrointestinales, donde el paciente va a presentar vómitos, diarreas, náuseas, cambios en la tensión arterial, fatiga y sensación de sabor metálico en la boca, dolores agudos de cabeza, dolor de articulaciones, dificultad para respirar y sudoración excesiva entre otros.

Normalmente los síntomas suelen remitir en 2 días aproximadamente, aunque pueden quedar secuelas durante años como la depresión o dolores articulares y de cabeza que pueden llegar a convertirse en crónicos en casos muy concretos.

A día de hoy por la reciente aparición de esta afección, no hay una prueba médica o analítica definitiva capaz de detectar la intoxicación, por lo que hace más complicado su diagnóstico y tratamiento.

La aparición del problema suele estar asociado a pescado de un tamaño considerado como puede ser: mero, pargo, barracudas, jureles o morenas entre otros.

¿Por qué la ciguatera se compara con el anisaki?

La única similitud de la ciguatera con éste, es que lo transmite el pescado, ya que el anisaki no es una toxina, sino un parásito que vive en el intestino del pez y puede llegar a causar problemas en quien lo ingiere vivo (en su estado larvario). Como seguro que habéis oído, este parásito se puede destruir con la congelación del pescado, normalmente una permanencia de unas 24h a -20ºC consiguen su destrucción. Temperatura que al no alcanzarse en un congelador doméstico, debe ser aumentado el tiempo de estancia en estado congelado a casi la semana.

¿Hay un peligro real en España o Europa?

Aunque normalmente esta toxina se encuentra en algas de zonas tropicales, subtropicales y en los océanos Índico y Pacífico, lo cierto es que, debido quizá al cambio climático, se está expandiendo a zonas más templadas como el Mediterráneo y el Atlántico. A fecha 2015, ya se habían notificado a las autoridades de Vigilancia Epidemiológica casi 100 brotes en las Islas Canarias. Aun así, a día de hoy, presenta un índice de mortalidad inferior al 0.1% en nuestra región.

¿Cómo podemos prevenir esta intoxicación?

Las características de esta intoxicación complican bastante su prevención ya que la ciguatoxina tiene unas características muy particulares: no provoca cambios en el olor del pescado, ni en su textura ni tampoco en su sabor, por lo que podemos ingerirlo sin ser conscientes de ello. La situación se complica porque además, no se destruye mediante congelación ni ninguna otra técnica o tratamiento culinario. Si no lo podemos detectar ni tampoco destruir, la única opción que nos queda es la prevención. Por ello, entre las medidas para intentar evitar la toxiinfección estaría evitar las vísceras del pescado y que éste no sea demasiado grande, tener un especial cuidado a las zonas más sensibles (tropicales), conociendo la procedencia del pescado.

Desde las autoridades competentes,  hay proyectos destinados a informar tanto a la comunidad científica como al consumidor con proyectos como “Risk characterization of Ciguatera food poisoning in Europe” pretendiendo dar respuestas y ayuda en la prevención y conocimiento de esta intoxicación alimentaria.

El sentimiento de la salud se adquiere solamente mediante la enfermedad. (Georg Ch. Lichtenberg)

7+
Categorizado en: Salud

6 Comentarios

  1. Laura Sánchez dice:

    Hola Francisco me ha encantado este artículo, además iba buscando información sobre ciguatera y la verdad es que has publicado un texto con bastante rigor, yo hace tiempo estuve estudiando sobre el Anisakis Simplex y publiqué para algunos portales cómo este (https://www.tomadieta.com/anisakis-en-el-pescado/) . Me gustaría añadir algún dato de este artículo en un estudio que estoy haciendo y publicarlo en mi blog personal añadiendo la fuente del mismo si me lo permites. un abrazo

    0
    • Francisco Aliaga Gallegos Francisco Aliaga Gallegos dice:

      Nos alegra mucho que el artículo le haya gustado y resultado interesante. Como se indica, es fácil a veces confundirlo con el anisakis cuando en realidad, no tienen nada que ver. Por supuesto puede citar el artículo en sus publicaciones y espero que le ayude.
      Saludos.

      0
  2. Francisco Pérez Borrego dice:

    Un muy buen artículo además de interesante, en cuanto a la sintomatología, refieres que puede aparecer un sabor metálico en la boca….ya que no existe en la actualidad una prueba diagnostica para detectar esta neurotoxina, puede confundirse facilmente con la intoxicación por metales pesados por bioacumulación o biomagnificación de dichas sustancias, ya sea por acumulación de sustancias químicas en el organismo, o por la capacidad que tienen dichas sustnacias de acumulación a medida que asciende la cadena trófica.saludos

    0
    • Francisco Aliaga Gallegos Francisco Aliaga Gallegos dice:

      Nos alegra que le haya gustado. Como bien dice, el sabor metálido se puede confundir, pues hay otras afecciones que podrían ocasioanrlo. A veces, en mujeres y días antes de la menstruacción suele aparecer, así como con ciertos medicamentos con potasio, yodo o lítio entre sus ingredientes. Espero que nuestras publicaciones sigan siendo de su agrado y poder seguir compartiendo imnpresiones. Un saludo.

      0
  3. Ruben Henry Matthew dice:

    Plublicacion exelente,  nunca habia escuchado sobre esta enfermedad .Se  deberia dar una `presentacion mas profundo sobre este articulo. 

    0
    • Francisco Aliaga Gallegos Francisco Aliaga Gallegos dice:

      Nos alegra que le guste. Aunque en zonas tropicales está un poco más extendida, en Europa aún sigue siendo de una incidencia más baja. Al ser más reciente aún falta información y hay pocos artículos al respecto. Pero no hay que crear alarma, confiemos en el buen hacer de las autoridades. Espero que nos siga leyendo y aprendiendo de temas relacionados. Un saludo.

      0
Ver más comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Descubre MasterClass de INESEM. Una plataforma en la que profesionales enseñan en abierto

Profesionales enseñando en abierto