AZUCAR

Azúcar ¡no más de 12 cucharadas al día!

11/03/2015
Número de visualizaciones

Desde que hace unos años se publicara en la prestigiosa revista de divulgación científica “Nature”, un estudio que insinuaba un importante rol del azúcar en el desarrollo de la obesidad, diabetes, enfermedades cardiovasculares y ciertos tipos de cáncer, este ingrediente ha estado en el punto de mira, y es que pese a que estos hidratos de carbono son nutrientes esenciales que constituyen la principal fuente de energía del organismo, cuando se consumen en cantidades que exceden las recomendadas se convierten en un verdadero arma de doble filo.

El azúcar, se encuentra de manera natural en frutas, acompañado de un gran número de vitaminas y minerales, con una importante significación biológica. Sin embargo, también se encuentra en una gran cantidad de alimentos procesados que se consumen de manera habitual: azúcar de mesa, galletas, pizzas, bollería, postres, bebidas edulcoradas, refrescos…etc. constituyendo una fuente importante de calorías vacías, al no estar acompañando a ningún micronutriente esencial, justificando en gran medida el aumento de los índices de obesidad en la población mundial.

Por este motivo, los expertos limitaron el consumo de azúcar a un máximo del 10% de la ingesta energética diaria, procedente de los alimentos y bebidas procesadas, sin tener en cuenta la que se consume como parte de los alimentos de manera natural. Pero eso ¿en qué se traduce? De una manera mucho más práctica e intuitiva, ese porcentaje equivale a unos 50 g de azúcares simples como máximo, o lo que es lo mismo a no más de 12 cucharaditas de café diarias.

Parece sencillo ¿verdad? Pues no nos imaginamos a nadie que sea capaz de tomarse así “a palo seco” una cucharada de azúcar, y mucho menos doce. Sin embargo es mucho más fácil de lo que creemos, pues la mayoría de estos azúcares se encuentran “escondidos” en alimentos y bebidas procesadas. Así por ejemplo, una sola cucharada de kétchup hay 4 gramos de azúcar y en una lata de refresco unos 40 g, casi el máximo recomendado. Por lo que no es de extrañar que en la media europea el consumo de este tipo de azúcares se sitúe en unos 100 gramos diarios, más de la mitad de lo recomendado para mantenernos en márgenes de buena salud.

De nuevo se hace necesario recordar la importancia de leer las etiquetas de los alimentos cuando vamos a hacer la compra, pues podemos controlar de una manera más precisa la cantidad de azúcares que estamos consumiendo. No obstante, y como seguidora de la máxima universal del término medio, lo importante es aprender a seguir una dieta equilibrada donde ese tipo de productos procesados constituyan únicamente un consumo esporádico y ocasional.

0
Categorizado en: Dietética y Nutrición

2 Comentarios

  1. MARIA DEL MAR OCIO GARCIA dice:

    Quiero felicitar a Irene por el artículo sobre el azúcar. Indudablemente se debe controlar su consumo y de ahí la importancia de leer la información nutricional contenida en las etiquetas tanto de alimentos como de bebidas.Conocer realmente los gr/ día de azúcar conduce a poder disminuir la prevalencia de enfermedades, que conllevan una gravedad y asolan la población en la actualidad. Vivimos en un mundo donde  la imagen se ha cobrado muchas víctimas, la obesidad es mirada con lupa en nuestra sociedad y es causa de marginación en determinados entornos laborales y sociales. Por no mencionar cómo interviene el azúcar en la génesis de enfermedades cardiovasculares e incluso cáncer. Reducir el consumo de azúcar puede ser crucial para nuestra salud, sobre todo si ya está deteriodada,porque cuidar nuestra salud es proteger nuestra autoestima y querernos más a nosotros mismos ,y por ende a los que nos rodean.

    0
    • María Irene Pardo María Irene Pardo dice:

      Muchas gracias Mª del Mar:

      Me alegra que le haya gustado el artículo, pues como bien dice nos encontramos ante un importante problema de salud pública que afecta a todos los grupos poblacionales, con un especial énfasis en las edades más tempranas, con graves consecuencias a corto y largo plazo. El azúcar se ha convertido en un enemigo invisible, y es menester de todos los profesionales sanitarios aunar esfuerzos para conseguir educar nutricionalmente a la población para hacer un uso racional de este ingrediente.
      De nuevo le agradezco el comentario y le invito a seguir participando en nuestro blog.

      ¡Un saludo!

      0

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Descubre MasterClass de INESEM. Una plataforma en la que profesionales enseñan en abierto

Profesionales enseñando en abierto