Alteraciones de la piel

Las principales alteraciones de la piel: Clasificación e impacto.

Número de visualizaciones
02/05/2019

Las alteraciones de la piel son todas aquellas lesiones sobre la dermis que producen modificaciones del color y pueden ser el signo de una enfermedad. La piel es el órgano más extenso del cuerpo humano, lo recubre por completo y su principal función es protegerlo de las agresiones externas.

La dermatología es la disciplina médica que estudia y trata las alteraciones de la piel. Estas enfermedades son clasificadas en dos grandes grupos: lesiones primarias y secundarias.

Las alteraciones de la piel pueden ocurrir a cualquier nivel del tejido cutáneo:

  • Epidermis. Es la capa que está en contacto con el medio exterior. En su zona más profunda se crean los queratinocitos.
  • Dermis. Es la capa intermedia, en la que se encuentran los vasos sanguíneos, nervios, glándulas sudoríparas, vasos linfáticos, glándulas sebáceas y folículos pilosos.
  • Hipodermis. Es la capa más profunda, en ella se encuentra el tejido adiposo.

Dadas las numerosas funciones de este órgano, las alteraciones de la piel pueden afectarlas y evitar su funcionalidad. Entre ellas destacan:

  1. Actúa como barrera protegiendo el organismo del medio externo.
  2. Regula la temperatura corporal, gracias a las glándulas sudoríparas y la presencia de los vasos sanguíneos.
  3. En ella se encuentran células del sistema inmune encargados de proteger al organismo.
  4. Absorbe sustancias necesarias para el organismo y elimina las que no lo son.
  5. Función endocrina, en particular, síntesis de vitamina D a través de la exposición solar.
  6. Sensibilidad, gracias a las terminaciones nerviosas que forman parte de su estructura.

Las alteraciones de la piel pueden aparecer como consecuencia de una enfermedad o bien de su tratamiento. Otros factores influyen en la aparición de lesiones de la piel como el estrés o la ansiedad.

Es común la aparición de alteraciones dela piel en pacientes sometidos a tratamientos de quimioterapia o radioterapia.

Alteraciones de la piel.

Alteraciones primarias más comunes.

Las lesiones primarias son aquellas que aparecen sin que existiera una lesión previa. Dentro de las lesiones primarias más comunes destacan las siguientes:

  • Mácula. Es una zona de la piel que adquiere una coloración diferente a la normal,  se describe según el color de la lesión como eritematosa,  purpúrica o pigmentada.
  • Pápula. Son lesiones de pequeño tamaño, no más de 1 cm con pequeña elevación.
  • Nódulo. Son lesiones de más de 1cm de diámetro en las que hay elevación de la piel, si además hay inflamación, se denomina tubérculo.
  • Tumor. Se trata de una alteración de la piel de tamaño superior que tiende a persistir.
  • Vesícula. Son lesiones de menos de 1cm que contienen líquido en su interior.
  • Ampolla. Son lesiones de más de 1cm que contienen líquido en su interior.
  • Pústula. Son alteraciones de la piel que contienen pus y es menor de 1cm.
  • Habón. Son elevaciones inflamatorias de la piel que evolucionan de forma rápida en poco tiempo.

Otras alteraciones primarias.

Hay otra serie de alteraciones primarias de la piel:

  • Placa. Es una lesión que aparece cuando se unen varias pápulas o nódulos.
  • Quiste. Se trata de una alteración de la piel con la cavidad cerrada y un contenido líquido o semisólido.
  • Abceso: Acumulación de pus en una cavidad de más de 1 cm.
  • Petequia: Presencia de sangre en la piel.
  • Equimosis: Son extravasaciones sanguíneas en la piel de tamaño superior que las petequias.
  • Angioedema: Es la tumefacción de la piel, mucosas y tejidos submucosos.
  • Comedones: O espinillas, ocurren cuando el canal por el que drena una glándula sebácea se obstruye por la excesiva producción de queratina.
  • Telangiectasia: Son dilataciones de los vasos sanguíneos de pequeño tamaño en la parte superficial de la piel.
  • Poiquilidermia: Hiperpigmentación, atrofia o adelgazamiento de la piel.
  • Esclerosis: Endurecimiento de la piel.
  • Infarto: Zona de necrosis e la piel por obstrucción a la irrigación sanguínea.
  • Gangrena: Muerte del tejido por la falta de irrigación sanguínea.

Alteraciones secundarias de la piel.

Las alteraciones secundarias de la piel son aquellas que aparecen sobre una alteración previa. Las principales y más comunes son las siguientes:

  • Costra. Son acumulaciones de pus, sangre o contenido seroso sobre una lesión.
  • Escamas. Son las lesiones secas, desprendimiento visible de las capas de la piel.
  • Exocoriaciones. Son la falta de una parte de la piel que llega hasta la dermis en muchos casos provocada por el rascado como consecuencia de una lesión previa que causa prurito.
  • Úlceras. Son lesiones con pérdida de la continuidad de la piel. Son erosiones si son superficiales y úlceras si son lesiones más profundas.
  • Cicatrices. Son las marcas que quedan tras una lesión.
  • Fisuras. Pequeñas grietas en la piel.
  • Atrofia. Se da una pérdida de la consistencia y espesor fisiológico de la piel.
  • Liquenificación. Engrosamiento de la piel acompañado por estrías o surcos.
  • Infiltración. Incremento del espesor de la piel, normalmente de la dermis pero en algunos casos con afectación más profunda, está causada por procesos inflamatorios o tumorales.
  • Goma. Son nódulos que evolucionan a úlceras.

El melanoma es un tipo de tumor maligno que afecta a la piel y aunque solo representa el 1% de los casos de cáncer de piel, es la causa de la mayoría de muertes por esta enfermedad. Según la Sociedad Americana Contra el cáncer en 2019, se diagnosticarán 96480 nuevos casos de melanoma y alrededor de 7230 personas morirán por esta causa.

Impacto de las alteraciones dermatológicas.

Según algunos estudios, las alteraciones dermatológicas, ya sean leves o más graves tienen repercusión sobre la calidad de vida de la persona a la que afecta, causando impacto psicológico, psicosocial y en algunos casos insatisfacción en relación  a su vida.

De entre las lesiones leves que mayor impacto causan destacan las espinillas en el rostro, la celulitis, y la sensibilidad de la piel a la exposición solar.

Puesto que la piel es el órgano más externo, las condiciones en las que se encuentra son determinantes para la autoimagen, autoestima y en el establecimiento de relaciones sociales. De modo que mejorar las condiciones de la piel, puede mejorar la percepción que una persona tiene sobre sí misma, y por tanto mejorar su calidad de vida.

Ahora bien, aunque según los estudios estas personas sufran afectaciones en su calidad de vida no significa que su percepción de bienestar con respecto a esta, sea malo.

En definitiva, es importante realizar cuidados específicos de la piel para prevenir la aparición y desarrollo de alteraciones primarias y con ello por tanto, de alteraciones secundarias y mejorar la autoimagen y concepto de uno mismo en lo relativo a este tema.

3+
Categorizado en: Salud

1 Comentario

  1. Andrés Vallejo dice:

    Excelente dato de la piel y sus alteraciones

    1+

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Descubre MasterClass de INESEM. Una plataforma en la que profesionales enseñan en abierto

Profesionales enseñando en abierto