Imagen genérica del Canal Biosanitario

Algunas picaduras de garrapatas pueden provocar la enfermedad de Lyme

05/07/2012
Número de visualizaciones

Las picaduras producidas por las garrapatas pueden llegar a producir enfermedades, como es el caso de la Enfermedad de Lyme, la cual causa fiebre, debilidad y otros dolores musculares.

Ésta enfermedad puede tratarse con antibióticos durante al menos dos semanas.

Según el director técnico de Rentokil, Luis Calderón, afirma que tanto parásitos como pulgas y garrapatas ven acortados sus ciclos vitales por las altas temperaturas, motivo por el cual la presencia de éstos parásitos se ve incrementada en las zonas rurales.

La pulga suele habitar en zonas en las que hay animales, pican alrededor de la cintura, y tiene forma de grano.

Las garrapatas suelen ser más complejas ya que se quedan adheridas al cuerpo para intentar chupar toda la sangre posible del cuerpo.

Se recomienda asistir al médico para proceder a la extracción de ésta para evitar dejar la garrapata o parte de la garrapata dentro; Esto se realizaría con ayuda de unas pinzas.

Tras una picadura de garrapata el individuo se observa una mancha roja plana alrededor de la zona donde se ha producido la lesión. Si apareciera fiebre o diarrea, se recomienda visitar al médico.

Si tuviera lugar la Enfermedad de Lyme (producida por la bacteria ‘borrelia burgdoferi”) aparecerían síntomas como sarpullido alrededor de la picadura, dolor de cabeza, escalofríos, fiebre, fatiga, dolor de garganta, tos, dolores musculares, desmayos y mareos.

Por otro lado éste experto recomienda que la gente que se mueve alrededor del campo eviten entrar en contacto en zonas de ganado y si ésto es es inevitable revisen su ropa al llegar a casa.

Si su animal de compañía ha sido picado por algún parásito de los citados, es necesario que lo lleven al veterinario para que le hagan un reconocimiento propio y destruyan así u cesta o lávenla a unos 60 grados centígrados.

Las pulgas y garrapatas suelen abundar en zonas donde la primavera es lluviosa y hay temperatura suave o también en hogares donde han vivido mascotas.

Como conclusión general podemos decir que las mordeduras y picaduras de garrapatas y pulgas son incómodas para el ser humano y para los animales son mucho más problemáticas.

Como medida de prevención podemos citar la siguiente:

Sacudir a menudo las alfombras y los muebles por donde suelen moverse las mascotas.

Fuentes

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Descubre MasterClass de INESEM. Una plataforma en la que profesionales enseñan en abierto

Profesionales enseñando en abierto