Alcohol y deterioro cognitivo

¿Qué influencia tiene el alcohol en el deterioro cognitivo?

Número de visualizaciones
29/04/2020

Según datos de la OMS, cada año se producen 3 millones de muertes en el mundo debido al consumo nocivo de alcohol, lo que representa un 5,3% de todas las defunciones, Pese a ello, el consumo medio per cápita es de 6,4L de alcohol puro al año en el mundo, mientras que en España, la cifra asciende a 14,6L. Traduciendo estos números a algo más visual, diríamos que diariamente cada español consume aproximadamente 800ml de cerveza común (al 5%) y que, en estadísticas de mortalidad, el alcohol supera a enfermedades como la diabetes y el VIH/SIDA.

Por otro lado, está el concepto de demencia, directamente asociado al daño cerebral. Una demencia (o Trastorno Neurocognitivo Mayor) es una afectación grave, en la que el individuo afectado es incapaz de realizar actividades cotidianas, como realizar una compra de una lista básica, (por ejemplo, garbanzos, lentejas, arroz), o necesita métodos auxiliares para llevarla a cabo (apuntarlo en una lista). No obstante, antes de llegar a estos extremos, existe todo un recorrido que pasa por diferentes etapas, caracterizadas por pequeños olvidos o declives cognitivos leves, que pueden incluso ser ocultados por mecanismos compensatorios.

¿Pero qué daños cerebrales provoca el consumo de alcohol?

El consumo nocivo de alcohol afecta principalmente a la función ejecutiva y a las funciones de memoria. La función ejecutiva abarca, entre otras, la capacidad de procesar información, el pensamiento flexible y el autocontrol. Las funciones de memoria comprenden el almacenamiento de recuerdos, tanto a largo como a corto plazo. Empleando una analogía informática, podríamos decir que la función ejecutiva es nuestro procesador y la función de memoria nuestro disco duro. Y el alcohol ataca directamente sobre ellos.

Como todos sabemos, el principal causante del deterior cognitivo es la edad. Con el tiempo, se produce un declive en las conexiones neuronales en nuestro organismo, que puede desembocar en Trastorno Neurocognitivo. Por ello, para entender las dimensiones del efecto del alcohol a nivel de daño cerebral, es especialmente relevante el siguiente dato, extraído de un estudio realizado por de Schwarzinger et al. en el año 2018: ¡El alcohol representa un papel importante en más del 50% de las demencias tempranas! Es decir, más de la mitad del deterioro cognitivo grave antes de los 65 años, es debido principalmente al consumo de alcohol, lo que nos da una idea de la relevancia de controlar su consumo, y de la relación del alcohol y el deterioro cognitivo.

Ayer me tomé una caña con limón… ¿Tengo daño cerebral por ello?

Ya lo dijo Paracelso: “Solo la dosis hace el veneno”, y el caso del alcohol no es una excepción. Sus efectos nocivos están más que contrastados en un consumo elevado y continuado, mientras que aún no existe una evidencia rotunda sobre los efectos cerebrales del consumo esporádico de alcohol (siempre que no sea en atracón, claro, donde también están más que comprobados sus efectos nocivos). De hecho, aunque hay multitud de artículos que exponen los efectos dañinos del alcohol en cualquier circunstancia, también existen artículos científicos relevantes que indican características beneficiosas de un consumo moderado de alcohol, como por ejemplo este artículo publicado en la revista PLoS Medicine.

Aunque sea imposible determinar una dosis umbral a partir de la cual el alcohol ejerce su efecto nocivo, lo que sí está claro es que su consumo continuado produce un daño cerebral que influye directamente en las capacidades cognitivas del individuo, que a su vez son la herramienta más importante que tiene para enfrentarse a la vida. De esta circunstancia se puede deducir el enorme impacto del alcohol no solo sobre la salud, sino sobre aspectos económicos y sociales.

¿Afecta a todos por igual?

¡Claro que no! La magnitud del daño cerebral provocado por el consumo de alcohol depende de diferentes factores, tales como las características fisiológicas del individuo, el patrón de consumo…. Y el nivel educativo. Tal y como se demuestra en este artículo publicado por un grupo de investigación español en Addiction Biology, una de las revistas más prestigiosas del mundo a nivel de sustancias de abuso, el nivel educativo ejerce un papel protector frente al deterioro cognitivo provocado por el consumo de alcohol. Estudiar, leer y, en definitiva, tener una mente activa, puede ayudarnos mucho a evitar los problemas relacionados con el declive mental.

En resumen, aunque no existe una evidencia científica esclarecedora respecto a los efectos a nivel cerebral de un consumo muy moderado, está totalmente demostrado que el consumo de alcohol continuado provoca un evidente daño cerebral. Las características de dicho daño dependerán de múltiples factores (patrón de consumo, condiciones fisiológicas del individuo…). Por último, es importante recordar que las capacidades cognitivas pueden entrenarse y cuidarse, no solo mediante los hábitos alimenticios sino también mediante diferentes actividades educativas como aprender un idioma, tocar un instrumento o jugar al ajedrez.

Ahora ya sabes un poco más sobre los efectos del alcohol. Si bebes, que sea siempre con moderación. ¡Y mantén tu mente activa!

3+
Categorizado en: Salud

2 Comentarios

  1. Amaia dice:

    El articulo ¿Qué influencia tiene el alcohol en el deterioro cognitivo?muy interesante, un saludo

    0
  2. José L. Solis P. dice:

    Excelente comentario educativo y técnico de fácil entendimiento.

    1+

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Descubre MasterClass de INESEM. Una plataforma en la que profesionales enseñan en abierto

Profesionales enseñando en abierto